viernes, 18 de noviembre de 2005

DEBATE: ¿CUAL DEBATE?


Cuando estaba a punto de quedarme dormido, escuchando el último debate presidencial, entonces irrumpe mi hija con una gran duda, entre pregunta y afirmación me dice: ¿Esto es debate?... ¡Esto No es debate!; no me había dado cuenta que también lo estaba viendo, y con mucho interés, raro para una lolita de 15 años.

Ahí me recordó que pertenecía al Equipo de Debate de su Colegio y quería aprender de este, seguramente lo tenían como tarea o simplemente sintió alguna atracción mas allá de los intereses propios de su edad. ¿Porqué no es debate?, le pregunté, "buuuu!!!, por muchas cosas", respondió y lo analizó desde su óptica muy particular y quizás con bastante mas objetividad que los mayores pudiéramos ser: "todos defienden lo mismo, hablan solo de lo que les interesa, no responden de manera directa, hablan solo de cosas light, son muy poseros....", fueron algunas de las explicaciones que recibí.

Seguimos viendo "el debate" juntos y reconozco que en algún momento le gustó mucho un respuesta de Lavín, pero se rió cuando no le resultó la escena en que mostraba sus manos tratando de retomar su caballito de batalla: la delincuencia, "eso le sale mejor a Piñera", acotó.Claramente encontró mas consistente y seguro a Hirch y preguntaba porque tenía tan pocos votos, de Bachelet dijo que si bien se mostró muy suave, se nota que tiene carácter (le salió la defensa de género acá), a Piñera lo encontró muy versado, que habla bonito, pero que cuesta creerle....

En fin, más que ver el debate presidencial, lo de ayer fue una experiencia muy enriquecedora (para mi ya que mi hija no pudo aprender mas de debates) para una relación siempre difícil con una persona en plena etapa de formación, rebeldía y apropiación de valores que hoy día nos cuesta aceptar a los que somos mayores, tan llenos de prejuicios e intolerancia; en realidad, esta experiencia me hace pensar que los padres entramos a una etapa diferente, de aprendizaje, cambios y aceptación.

1 comentario:

José Manuel Rebolledo C. dijo...

Alejandro, estoy de acuerdo con tu hija, fue un "debate" light, las respuestas fueron más demagogicas que nada.

Me ubiese gustado respuestas donde se involucre a la gente, me refiero a que todos prometen pero no piden ó esperan que los ciudadanos hagamos nuestra parte. Un ejemplo de ello son las pavimentaciones participativas el estado pone una parte y los vecinos otra, lo mismo ocurre en algunos barrios en Santiago donde la gente se organiza en contra la delincuencia y el estado pone otra parte.

Creo que estos candidatos ofrecen que todo salga del estado y eso en mi opinión es paternalismo. Los cuiudadanos tambien tenemos nuestraqs tareas que cumplir y ellos no se refieren a ellas.

Saludos